jueves, 5 de abril de 2012

Iglesia Pentecostés Unida Internacional de Colombia


IPUIC

Página oficial: www.ipuic.org

INTRODUCCIÓN
La Iglesia Pentecostés Unida Internacional de Colombia, es fruto del trabajo misionero realizado en Colombia desde el año 1937 por: A. V. Larsen, Sanford Johnston y William F. Drost entre otros, misioneros que, llamados por Dios, vinieron a predicar el mensaje apostólico del Único Dios verdadero, el arrepentimiento, bautismo en agua en el Nombre de Jesucristo y el bautismo del Espíritu Santo con la evidencia de hablar en otras lenguas como dice la Biblia en Hechos 2:1-4:

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen”.

Y en Hechos 2:38:

Y Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”.

En 1972 fue constituida la Iglesia Pentecostés Unida Internacional de Colombia bajo el liderazgo de los Misioneros William J. Thompson y Lewis Morley con la visión de cumplir el Gran Mandamiento de predicar el Evangelio a toda criatura.  

En los años siguientes la Iglesia Pentecostés Unida Internacional de Colombia, movida por la fe en el Señor Jesucristo y el amor a Dios y las almas ha extendido el mensaje apostólico por el territorio colombiano, constituyéndose así en una Iglesia evangelizadora, discipuladora y misionera a la que día a día el Señor añade los que han de ser salvos.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS
Vale comenzar diciendo que el mensaje apostólico del Evangelio de Jesucristo fue reemplazado por doctrinas humanas por más de diez siglos. Fue en 1517 cuando empezó lo que se conoce en la Historia de la Iglesia como la Reforma, que no es otra cosa que el proceso de restauración del mensaje completo del evangelio de Jesucristo, que comenzó por el descubrir y proclamar la verdad Bíblica, que la Salvación es por la fe y no por obras y que posteriormente como dice la biblia: “Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá”. Isaías 28:10

Los hombres hambrientos por edificar sus vidas sobre la pura verdad de Dios fueron siendo guiados por Dios para descubrir las verdades del evangelio de Jesucristo hasta llegar al pleno conocimiento del mensaje predicado en el primer siglo por los apóstoles de Jesucristo. 

La Reforma causó que el cristianismo se dividiera en dos – Católicos y Protestantes (o Evangélicos). Mientras la Reforma avanzó, se fueron formando distintas denominaciones protestantes o Evangélicas (Luteranos, Presbiterianos, Anglicanos, Puritanos, Congregacionalistas, Menonitas, Bautistas, etc.). Estas denominaciones tuvieron sus principios en Europa e Inglaterra; las que en un principio pasaron a Norteamérica por inmigración, ya que para este comienzo sólo existía la obra misionera de la Iglesia Católica.

La obra misionera protestante comenzó más tarde en Europa, luego en Inglaterra y a principios del siglo XIX en Norteamérica (1811-1812). En un principio, dado que las denominaciones Evangélicas eran pequeñas  en su estructura y no contaban con los recursos necesarios para sostener e impulsar la obra misionera, se conformaron Sociedades Misioneras Inter- denominacionales (varias denominaciones se unían para aunar esfuerzos y sostener a los misioneros en los distintos campos misioneros).

Mientras los Misioneros Católicos fueron activos en su obra en Norteamérica, fue a principios del siglo XX que las sociedades misioneras Norteamericanas se persuadieron que en nuestro continente había millones que necesitaban oír el evangelio de Jesucristo. Siendo que el mensaje Pentecostal (El mensaje de recibir el Espíritu Santo hablando en lenguas, Hechos 2:4) comenzó a predicarse en Norteamérica a principios del siglo XX y se había extendido a diversos campos misioneros, para 1932 a Colombia no había llegado este mensaje todavía.

COMIENZOS DEL MENSAJE PENTECOSTAL Y DEL NOMBRE
El hno. Carlos Berchtold, era un joven de familia luterana, con gran deseo de servir a Dios, unió su vida a la hermana Clara, una joven de convicciones pentecostales y con una gran carga por la obra misionera. Ellos comenzaron a trabajar con una agencia misionera inter-denominacional, que les envió a trabajar en el campo misionero en Bolivia, donde trabajaron por algunos años, luego la altitud afectó el corazón de la hermana Clara y tuvieron que regresar a Norteamérica.

Para este tiempo el hno. Carlos recibió el Espíritu Santo hablando en lenguas. Por causa de esta experiencia, la Sociedad Misionera para la que trabajaban los esposos Berchtold los desvinculó, pues ellos no creían en la experiencia pentecostal. Los esposos Berchtold no perdieron su visión misionera, comenzaron a visitar distintas iglesias en busca de apoyo para regresar a Suramérica como misioneros independientes.

El hno. Wynn T. Stairs, secretario Misionero del Distrito Marítimo del Canadá ofreció ayuda a los Berchtold y los invitó al Canadá para que contaran de su experiencia misionera en Bolivia y de su llamado a Colombia. En uno de los cultos en que el hno. Berchtold hablaba de la obra misionera, el hno. Aksel Verner Larsen, que recién se había entregado al Señor, sintió el llamamiento para venir como misionero a Colombia.

Fue el 12 de mayo de 1937 cuando el hno. Aksel Verner Larsen llegó a Colombia como misionero enviado por la Fraternidad de Iglesias del Evangelio Completo, del Distrito Marítimo del Canadá, cuando llegó, él hizo contacto con los hnos. Berchtold en Málaga, Santander. Hasta este tiempo los Berchtold no habían aceptado el bautismo en el Nombre de Jesucristo y su ministerio no había tenido mucho fruto en Colombia, fue así que para unos bautismos ellos decidieron bautizar en el Nombre de Jesucristo.

El hno. Larsen fue testigo de los primeros bautizados en el Nombre de Jesucristo y de los primeros que hablaron en otras lenguas en Colombia. Así comenzó el mensaje pentecostal del nombre de Jesucristo en Colombia. Del ministerio de los hnos. Berchtold tuvo comienzo la Misión Buenas Nuevas.

Los hnos. Larsen se trasladaron a Bucaramanga y dieron inicio a una congregación allí. En 1941 los hnos. Elmer Ball y su esposa vinieron para ayudar en la obra en Colombia, ellos fueron apoyados por la Iglesia Pentecostal Incorporada (Norteamérica). Para 1942 el hno. Larsen estaba ya cumpliendo cinco años en Colombia y debía regresar al Canadá para su descanso, entre tanto los hnos. Ball reemplazarían al hno. Larsen en Bucaramanga, mientras iban al Canadá. Los hnos. Larsen tuvieron inconvenientes en Barranquilla para salir del país, entre tanto repartieron literatura y al encontrar receptividad en la gente decidieron quedarse en Barranquilla para iniciar una obra allí.

En 1943 vino el hno. Sanford Johnston para ayudar a los hnos. Ball y Larsen, él trabajó un tiempo en la región de Sarare, hoy Casanare y luego regresó al Canadá por motivos de Salud. Por este tiempo existían en los Estados Unidos dos organizaciones que contaban con la mayoría de los creyentes pentecostales del Nombre de Jesús: Las Asambleas Pentecostales de Jesucristo y la Iglesia Pentecostal Incorporada. En 1945 estas dos organizaciones decidieron unirse en una sola, llegando a constituirse la Iglesia Pentecostal Unida Internacional “UPCI”. En 1946 la Iglesia Pentecostal del Evangelio Completo (organización que había enviado al misionero Larsen) se adhirió a la Iglesia Pentecostal Unida Internacional.

Ahora la obra misionera en Colombia estaría bajo la dirección y apoyo de la Iglesia Pentecostal Unida Internacional. En 1948 fueron nombrados oficialmente los primeros misioneros por la Iglesia Pentecostal Unida Internacional. La hna. Sallie Lemons y los hnos. Drost, ellos trabajaron inicialmente en Cartagena. En 1948 regresó el hno. Jhonston y a principios de 1949 sintió el llamado de Dios para ir a Cali, pero estando allí se enfermó. Mientras el hno. Jhonston estuvo en Cali, él tuvo una visión del avivamiento del Valle, antes de morir, el pasó esta carga al hno. Drost, quien se vino a Cali con su familia y vivieron en el barrio Bretaña.

En aquel tiempo hubo gran avivamiento, mientras Colombia experimentaba “la violencia”, una guerra civil política entre los partidos políticos Liberal y Conservador, de  1949 – 1959 durante la cual unas 300.000 personas murieron. Muchos campesinos se habían refugiado en Cali, algunos de ellos habían tenido contacto con el Evangelio, un día trasladándose a pie hacia el centro de Cali, pasaron por la casa del hno. Drost y atraídos por las alabanzas se acercaron y con ellos comenzó el avivamiento del Valle.

Una Iglesia se formo en 1951 en La Morena – Valle,  Eucaris Agudelo, fue una de las primeras personas en recibir el Espíritu Santo en Cali, se trasladó a La Morena, donde antes vivía y comenzó a testificar, un gran avivamiento empezó allí en las montañas del Valle. La hna. Sallie, siendo soltera, vino para ayudar al hno. Drost en el naciente avivamiento en el Valle. Según datos de la hermana Sallie, el primer pastor colombiano fue el hno. Eduardo García, quien fue a pastorear la Iglesia de La Morena.

Hubo muchos Mártires colombianos, el primero fue el joven Leonel Peña, hijo del hno. Pedro Peña. Por el peligro que representaba la violencia en La Morena, siendo pastor el hno. Saúl Ramírez, la Iglesia de La Morena se dispersó y pareció que se hubiera perdido, pues no se tenía noticias de los hermanos.

Los hnos. Drost fueron al Uruguay y el hno. Lewis Morley quien se casó con la hna. Sallie vino para reemplazar a los hnos. Drost. Los hnos. Morley vivieron la mayor parte del tiempo en Palmira.

EL MENSAJE SE EXTIENDE POR COLOMBIA
Por causa de las amenazas de los violentos, la Iglesia de La Morena se tuvo que dispersar. Por algún tiempo se perdió contacto con los hermanos que pertenecían a La Morena. Un día el hno. Morley, en Palmira, recibió noticias que en el Caquetá había gente esperando ser bautizados, no se había enviado a nadie a predicar allá, cuando fueron para bautizar los candidatos, encontraron que hermanos de La Morena habían ido a predicar por allá. El hno. Saúl Ramírez estaba pastoreando en Medellín y también recibió noticias de gente que en Antioquia deseaban ser bautizados, ¿qué pasó? hnos. de La Morena habían ido a testificar a Antioquía. Así pasó en Boyacá y en muchas otras partes.

Los hnos. Thompsom habían sido enviados como misioneros por una misión trinitaria a Colombia. Hicieron amistad con los hnos. Larsen y por testimonio de los hnos. Larsen y la hermana Sallie, ellos fueron bautizados en el Nombre de Jesucristo. Renunciaron a la Misión que les había enviado y fueron a los Estados Unidos y luego regresaron a Colombia como Misioneros enviados por la Iglesia Pentecostal Unida Internacional. Ellos trabajaron un tiempo en Cartagena, otro tiempo en Bucaramanga y el resto en Bogotá.

COMIENZOS DE LA IGLESIA PENTECOSTÉS UNIDA INTERNACIONAL DE COLOMBIA
En los años 60’s, el hno. Wynn Stairs, director de Misiones Extranjeras de la Iglesia Pentecostal Unida Internacional y canadiense, fomentó un movimiento que originó la separación  de las iglesias del Canadá y la de los Estados Unidos, volviendo a ser dos organizaciones separadas. Esta situación afectó a la Iglesia colombiana, puesto que en Colombia había Misioneros que habían venido  por la iglesia Canadiense y otros por la Iglesia de los Estados Unidos, cada una de estas familias misioneras sentían lealtad a la Iglesia de la que provenían. Aunque hubo acuerdos y grandes esfuerzos entre las familias misioneras para no afectar la unidad de la iglesia en Colombia, esta situación finalmente terminó afectando a la Iglesia en Colombia.

El hno. Larsen era el Presidente de la Iglesia en Colombia y sintiendo lealtad a la Iglesia canadiense renunció a su membresía en la Iglesia Pentecostal Unida Internacional y como tal renunció a ser el presidente de la Iglesia en Colombia. En 1965 ó 1966 algunos líderes Colombianos querían que la Iglesia en Colombia fuera nacionalizada y enviaron un oficio a la sede internacional para tal fin. En 1966  llegaron a un acuerdo entre la sede Internacional y los líderes colombianos para que la obra fuera administrada por los colombianos, en junio de 1967, por votación de los colombianos, y según el acuerdo con la sede Internacional, la obra fue nacionalizada y el hno. Domingo Zúñiga fue nombrado como Presidente de la Iglesia en Colombia. 

Los misioneros siguieron siendo parte de la iglesia en Colombia pues tenían lugar en la nueva constitución. Pero resultó un conflicto, pues después de recibir la administración de la obra y sus propiedades, los líderes colombianos realizaron otra Asamblea, sin invitar a los misioneros, y fue aprobada otra constitución que eliminó la afiliación con los misioneros y la Sede Internacional.  

La familia Morley y el hno. Thompson con su esposa se retiraron de la obra independiente por las razones ya descritas, pero todavía nombrados como Misioneros en Colombia por la Sede Internacional. Un selecto grupo de hermanos colombianos mantuvieron su lealtad a los Misioneros que habían en Colombia nombrados por la Iglesia Pentecostal Unida Internacional y con el apoyo de estos hermanos, los hnos. Thompson en Bogotá y Morley en Cali, continuaron predicando el mensaje apostólico.

Con estos dos pequeños grupos en Cali y Bogotá y bajo el ministerio de los hnos. Thompson y Morley se fue formando la Iglesia Pentecostés Unida Internacional que en febrero 23 de 1972 obtuvo reconocimiento oficial del Gobierno colombiano con el Nombre de Iglesia Pentecostés Unida Internacional. Esto dio como resultado dos organizaciones Pentecostales del Nombre de Jesús en Colombia: La Iglesia Pentecostal Unida de Colombia que quedó con toda la infraestructura organizacional para continuar predicando el Evangelio del reino y el Nombre de Jesucristo y la Iglesia Pentecostés Unida Internacional que tenía que empezar de cero su formación organizacional.

Aunque la Iglesia Pentecostal del Evangelio Completo “organización canadiense” resolvió unirse otra vez con la sede Internacional “UPCI” y ha marchado en armonía otra vez hasta el día de hoy, las divisiones en Colombia y Ecuador han marchado separadamente hasta el día de hoy. Aunque ambas organizaciones son separadas hoy en día, sin duda proceden del mismo comienzo, el libro de los Hechos de los Apóstoles, son el fruto del esfuerzo abnegado de las familias misioneras que vinieron a Colombia predicando el Mensaje Apostólico del Único Dios y del Arrepentimiento, el Bautismo en agua en el Nombre de Jesucristo para el perdón de los pecados y el bautismo del Espíritu Santo.

LOS HERMANOS PERDUE

Sidney y Mery Perdue en compañía de sus hijos
Vinieron a Colombia en 1973 y trabajaron un tiempo en Medellín, luego se trasladaron al Ecuador, donde trabajaron otro tiempo y luego volvieron a trabajar a Colombia, en la ciudad de Cali, donde fundaron el Instituto Bíblico "Centro Pentecostal de Instrucción Bíblica" en septiembre del año 1983. Los hnos. Perdue trabajaron en Colombia hasta el año 1994.

LA HERMANA BÁRBARA FLANNERY
Trabajó en Colombia en compañía de los hnos. Perdue. Enseñó en el Instituto en Cali hasta el año 1985.

LOS HERMANOS LASSETER

John y Nancy Lassetter y su hija Karina
Vinieron a Colombia en el año 1982 y ayudaron a fundar el Instituto, trabajaron hasta el año 1985, cuando por causa de la violencia en Colombia se hizo necesaria su salida.

LOS HERMANOS GRISSOM

Hnos. Grissom
La última familia Misionera que hemos tenido en Colombia. Una de los grandes adelantos que tuvimos con el trabajo de los hnos. Grissom es la formación del departamento de Escuela Bíblica Dominical y el establecimiento de una extensión del Instituto en Bogotá.

La doctrina fundamental de la Iglesia Pentecostés Unida Internacional de Colombia es la norma bíblica de plena salvación, es decir, el arrepentimiento, el bautismo por inmersión en agua en el nombre del Señor Jesucristo, y el hablar en otras lenguas según el Espíritu da que se hable.

La Iglesia Pentecostés Unida Internacional de Colombia fue condecorada por el Senado de la República de Colombia el 11 de febrero del año 2008, reconociendo su amplia trayectoria pastoral, la cual ha generado importantes resultados en el campo social, a través de la formación de ciudadanos ejemplares y respetuosos de las instituciones del país.

Además  en el territorio nacional hay 25 Distritos y unas 465 iglesias con sus respectivos pastores. Sin detrimento de su identidad legal establecida por estos Estatutos y su carácter nacional, la IPUIC mantendrá su relación con la Iglesia Pentecostal Unida Internacional (United Pentecostal Church International) cuya sede se encuentra en Hazelwood, Missouri, USA con la que fortalecerá su relación de hermandad, amistad, cooperación e intercambio de personal nacional y extranjero calificado para las diferentes áreas del desarrollo de su misión.  

La IPUIC es miembro del Concilio Global de Evangelismo de la Iglesia Pentecostal Unida Internacional. Sin que se afecte la buena marcha de sus congregaciones, la IPUIC puede establecer relaciones de hermandad, confraternidad y cooperación con otras Iglesias que predican la misma fe, siempre y cuando las dos terceras partes de la Asamblea General manifiesten su acuerdo.

En 1994 la Iglesia Pentecostés Unida Internacional tuvo su primer Presidente Colombiano, el Reverendo Jesús María Cardozo. En la Actualidad, año 2010 y con las reformas estatutarias  efectuadas en el año 2007,  fue elegido el Presidente de la Iglesia Pentecostés Unida Internacional de Colombia.

DIRECTIVOS DE LA IPUIC 

La Junta General, está conformada  por:

Presidente: Rev. Adalberto Mojica
Vicepresidente: Rev. Marcotulio Oviedo
Secretario: Rev. Manuel Ernesto Carvajal Pinzón
Tesorero: Rev. Héctor N. Damián

Seis supervisores, a saber:

Región Sur: Rev. Ancízar García
Región Sur Occidente: Rev. Timoteo Meneses
Región Nor Occidente: Rev. Carlos Adolfo Giraldo
Región Central: Rev. Julio Andrés Arboleda
Región Oriental: Rev. Pedro Luis Mesa
Región Norte: Rev. José Miguel Calao

Y en calidad de consejero, el Director Regional de Suramérica de Misiones Foráneas de la Iglesia Pentecostal Unida Internacional Rev. Darry V. Crossley


Material recopilado por: Manuel Ernesto Carvajal Pinzón
Fuente: Reglamentos Internos IPUIC 

3 comentarios:

  1. Dios bendiga a esta iglesia, era de la ipuc, pero ahora soy de aquí porque veo que aquí si hay pudor y modestia, Dios les bendiga grandemente ....

    ResponderEliminar
  2. hermanos Dios le bendiga grandemente pr esta informacion pero quisiera saber si a qui en colombia existe otra organizacion que predique la sana doctrina aprte de las ya mecionadas. les agradezco.

    ResponderEliminar
  3. Hna. Lorena, Dios le bendiga.

    En el siguiente enlace podrá conocer un listado de cerca de 200 denominaciones del nombre de Jesús, dentro de las cuales también aparecen las que hacen presencia en Colombia:

    http://unicodios.blogspot.com/2009/05/denominaciones-pentecostales-del-nombre.html

    ResponderEliminar