lunes, 22 de octubre de 2012

Libro: Efesios, El Propósito de Dios con La Iglesia



INTRODUCCIÓN

LA IGLESIA fue un misterio escondido en el AT, que ahora ha sido …revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu: que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio, Efesios 3:5-6.

Este misterio está revelado en esta carta, que fue escrita para describirnos la iglesia desde antes de la fundación del mundo hasta el día glorioso de Cristo, cuando Él se la presente a sí mismo, sin mancha ni arruga, ni cosa semejante. El apóstol resume en cuatro hechos este propósito:

1. Escogida antes de la fundación del mundo para que fuese santa y sin mancha delante de Él, c. 1:4.

2. Cristo amó la iglesia y se entregó a sí mismo por ella en el Calvario, c. 5:25.

3. Para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, en el presente, c. 5:26.

4. A fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga, c. 5:27.

Es importante estudiar esta carta para no confundir la iglesia con el Israel de Dios, que es el remanente de Israel. La Iglesia no tiene remanente porque es el cuerpo de Cristo.

Las cartas fueron escritas a la iglesia para enseñar las diferentes doctrinas, y cada una tiene un tema, exceptuando la carta a los Corintios, que abordan varios. Por eso es que hay que atender aquello de: Quién lo dijo y a quién se lo dijo, cuándo y por qué lo dijo.

Es importante entender algunas generalidades para ubicar la iglesia en su contexto histórico:

1. La iglesia nació en el día de Pentecostés con la venida del Espíritu Santo sobre los primeros ciento veinte discípulos.

2. La promesa del Espíritu Santo fue dada para los postreros días, Joel 2:28-29.

3. Los postreros días comenzaron con la venida del Hijo de Dios, …en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, Hebreos 1:1-2 (véase Mateo 17:5).

La dispensación actual es la dispensación de la gracia, del Espíritu y de la iglesia, y comenzó con la resurrección de Cristo, la venida del Espíritu Santo y el nacimiento de la iglesia.

Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, Romanos 3:21-22.

Por tanto, no hay que asociar a la iglesia con la zarza ardiendo, porque esta fue la visión que Dios usó para llamar a Moisés a liberar a Israel de la esclavitud de Egipto, donde ardía en el fuego de la aflicción.

Ni tampoco con el monte Sinaí, que fue para proclamar la ley. Hebreos 12:18-21. 


Contacto:
Recursos IPUL
Adquieralo llamando al (864) 684-4438


Escrito por Eliseo Duarte
Director de Educación Teológica
IPUL   

3 comentarios:

  1. Bendiciones!

    ¿Cómo obtener este libro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hno. en la siguiente dirección web encuentra información sobre el libro http://www.ipul.us/#/recursos/doctrinal

      Eliminar
  2. usa este link ... https://www.eliseoduarte.org/

    ResponderEliminar