miércoles, 22 de febrero de 2012

La Fusión

Por Arthur L. Clanton
Capítulo 10 del libro United We Stand
Traducido por Jorge Isaac Manzano

Tal vez quienes no están familiarizados con la historia de la Unicidad se preguntarán por qué este capítulo es denominado simplemente como "La Fusión", ya que otras fusiones de diferentes grupos de la Unicidad ya han sido mencionadas en este libro. ¿No debería haberse dado un nombre más específico, que lo distinga de otras fusiones?

No, porque para la gente de la Unicidad de esta generación hay una fusión que se destaca por encima de todas las demás – la de las Asambleas Pentecostales de Jesucristo y la Iglesia Pentecostal Incorporada. De hecho, podríamos llamar a ésta la consolidación de la fusión.

UN PROFUNDO DESEO DE UNIDAD
La unión de estos dos grupos fue la culminación de todos los deseos sinceros de cientos de ministros de la Unicidad y laicos – anhelos que habían existido a través de los años. Estos deseos fueron expresaron de diferentes maneras.

Escritos de Ministros sobre la Unidad
W. T. Witherspoon escribió estas palabras: "Mientras estaba en oración, hace unos días, el Señor me puso una carga con terribles condiciones, no sólo por el mundo, sino por la Iglesia de la Unicidad (la Iglesia de los sólo Jesús). A mí me parece que Dios está dejando que suceda lo suficiente para mostrar a los hermanos de la misma fe preciosa, la absoluta necesidad de trabajar juntos, sin tener en cuenta la maquinaria o las oficinas. Ningún grupo puede señalar con el dedo al otro. La división está dándole la espalda al poder de Dios. La única división que debería haber es entre la justicia y la injusticia, la santidad y el pecado". [1]

Más adelante, L. R. Ooton dijo esto: "No hay actualmente una necesidad mayor entre los hijos de Dios llenos del Espíritu, que la unidad del Espíritu. Hay demasiadas divisiones u organizaciones que separan a los hermanos la Unicidad y el eterno Dios está viendo esta situación hoy. Si predicamos la Unicidad, también es necesario que pongamos en práctica la misma". [2]

Aumento de Fraternidad Inter-organizacional
Ministros de una organización llevaron avivamientos a ministros de otra. Ambos, ministros y laicos de un grupo asistieron a servicios, convenciones, y campamentos de las otras.

Para ilustrar, en Louisiana, en el verano de 1934, las Asambleas Pentecostales de Jesucristo y la Iglesia Pentecostal Incorporada anunciaron en conjunto un campamento que se celebraría en Oakdale. [3]

En ese mismo año, los ministros del Distrito de Indiana de las Asambleas Pentecostales de Jesucristo aprobaron una resolución "Que practiquemos la unidad del Espíritu mediante la fraternidad entre hermanos de la misma fe preciosa, siempre y cuando sus vidas sean consecuentes con la doctrina de la santidad, sin importar su afiliación con otras organizaciones de buena reputación". [4]

Al parecer, esto dio sus frutos, pues leemos más tarde sobre una convención en Indiana: “Un buen número de hermanos de la Iglesia Pentecostal Incorporada de Illinois estuvieron con nosotros en estas reuniones”. Y estas palabras fueron añadidas: "Esperamos que el mismo espíritu de comunión tome los corazones de los demás, y el pueblo de Dios en todas partes se reúna en unidad". [5]

En la década de 1940 estos deseos de unidad se habían intensificado. En 1943 y 1944 hubo al parecer considerable diálogo entre los ministros de ambos grupos con relación a la fusión.

LAS CONFERENCIAS GENERALES DE 1944

Asambleas Pentecostales de Jesucristo
Este grupo había cancelado su Conferencia General de 1943. Los Estados Unidos estaban en guerra, y el Director de la Oficina de Defensa de Transporte había pedido a todos grupos cancelar sus reuniones de 1943, si era posible. [6] Sólo los presbíteros generales y los ancianos del distrito se reunieron.

La decimotercera Conferencia General anual se llevó a cabo del 26 de septiembre – 1 octubre 1944, en St. Louis en el Tabernáculo White Way, donde Walter S. Guinn era pastor.

Harry Branding, reconocido líder de la Iglesia Pentecostal Incorporada, y pastor de la Iglesia Pentecostal Apostólica en St. Louis, visitó esta conferencia. Al oír a un reconocido maestro de la Biblia dar una lección bíblica, vio que los dos grupos eran básicamente idénticos en la doctrina.

"Sabiendo que Oliver F. Fauss, ministro de las Asambleas Pentecostales de Jesucristo, que tenía gran influencia, se le acercó con la idea de una fusión. Sus palabras fueron: "¿Por qué no nos unimos?", le dijo a Fauss que si las Asambleas Pentecostales de Jesucristo aprobaban algún tipo de legislación sobre esto, él utilizaría todo el poder que tenía para lograr el mismo fin en la próxima conferencia de la Iglesia Pentecostal Incorporada". [7]

La acción inicial fue tomada de inmediato. Las Asambleas Pentecostales de Jesucristo aprobaron lo siguiente:

"Por motivo de que varios de nuestros oficiales se han estado acercando durante el año pasado a varios de los oficiales de la Iglesia Pentecostal Incorporada en lo que se refiere a la posibilidad de la fusión de las dos organizaciones,

"Se resuelve, que se extiende una invitación a los oficiales de la Iglesia Pentecostal Incorporada para acordar una reunión con los oficiales de las Asambleas Pentecostales de Jesucristo, para discutir los pasos necesarios para lograr esa fusión.

"Se resuelve, que la Junta de Presbíteros y el Secretario-Tesorero General están autorizados para negociar y fusionarse con la Iglesia Pentecostal  Incorporada". [8]

Iglesia Pentecostal Incorporada
Poco tiempo después, del 24 al 31 de octubre de 1944, la Iglesia Pentecostal Incorporada se reunió en Jonesboro, Arkansas, en el Tabernáculo Bible Hour, donde Richard T. Reed era pastor, para su vigésima Conferencia General anual.

En respuesta a la invitación de las Asambleas Pentecostales de Jesucristo, la conferencia "expresó su deseo por la unidad de todos. . . los grupos del nombre de Jesús, pero sólo especificó las Asambleas Pentecostales de Jesucristo, por lo tanto se autoriza a su Junta General negociar la
fusión". [9]

Así, el primer obstáculo hacia la consolidación fue quitado.

UNA COMISIÓN MIXTA ES NOMBRADA
En su Conferencia General en 1944, cada organización designó un comité de tres para atender en forma conjunta y adoptar las medidas preliminares necesarias para efectuar la fusión. Por las Asambleas Pentecostales de Jesucristo estuvo W.T. Witherspoon, S. R. Hanby  y de O. F. Fauss. Los miembros del comité de la Iglesia Pentecostal Incorporada fueron H. A. Goss, Oscar Vouga, y B. H. Hite. [10]

La Primera Reunión de la Comisión
El comité se reunió primeramente el 30 de enero de 1945, en el edificio de la sede de la Iglesia Pentecostal Incorporada, en 3449 South Grand Boulevard, St. Louis, Missouri. [11]

Estos hombres habían sido ministros en sus respectivas organizaciones por muchos años. Sabían, por tanto, que el principal problema por resolver se refería a la doctrina fundamental de la nueva organización propuesta.

Esto se llevó a cabo en las sesiones séptima y octava en la cual tanto las Asambleas Pentecostales de Jesucristo como la Iglesia Pentecostal Incorporada creían en el arrepentimiento, el bautismo en agua en el nombre de Jesucristo, y la recepción del Espíritu Santo con la señal inicial de hablar en otras lenguas. Para ser un ministro en una u otra organización, se debía haber obedecido estos preceptos del Evangelio, y se debía enseñarlos y predicarlos.

Pero, en general, los dos grupos diferían en la importancia espiritual atribuida a cada uno de estos "pasos" en el plan de salvación. La gran mayoría de los ministros en las Asambleas Pentecostales de Jesucristo, creían que el bautismo en agua en el nombre Jesús remitía los pecados y era el nacimiento del agua. Creían además que el bautismo del Espíritu Santo era el nacimiento del Espíritu.

La creencia de algunos en la Iglesia Pentecostal Incorporada era idéntica a ésta. Otros, sin embargo, creían que la palabra "para" en Hechos 2:38 significaba "a causa de", y que uno era bautizado porque sus pecados ya habían sido perdonados
en el momento del arrepentimiento, a través de la eficacia de la sangre derramada por Jesús. La Iglesia Pentecostal Incorporada había aceptado Ministros que creían de ambas formas, tratando de mantener la unidad del Espíritu hasta que todos llegaran a la unidad de la fe.

Por lo tanto, es fácil ver que antes que una fusión se pudiera efectuar, debía haber una doctrina fundamental con relación al plan de salvación que los ministros de ambos grupos pudieran conscientemente aceptar.

Tras un breve debate, Witherspoon dejó la sala del comité, bajó a la Casa Pentecostal de Publicaciones, pidió prestada una máquina de escribir, y escribió la siguiente Doctrina Fundamental: [12]

La doctrina fundamental y básica de esta organización será el modelo bíblico de la salvación plena, la cual consiste en arrepentimiento, el bautismo por inmersión en agua en el nombre del Señor Jesucristo, y el bautismo del Espíritu Santo con la señal inicial de hablar en otras lenguas como el Espíritu dé que se hablen.

Nos esforzaremos en guardar la unidad del Espíritu hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe, al mismo tiempo, amonestando a los hermanos que no contiendan por sus diferentes puntos de vista, trayendo así la desunión del cuerpo.
[13]

Sin duda, él estuvo inspirado por Dios ese día. Los miembros del comité aceptaron esta declaración como doctrina fundamental. Más adelante, fue aprobada por ambas Juntas Generales y finalmente fue adoptada por las dos Conferencias Generales.

Fue acordado por los miembros de la comisión mixta que un tiempo considerable debía guardarse para reunirse nuevamente en una fecha posterior a la revisión de los dos manuales de disciplinas, y tener lista la edición revisada para su lectura por parte de las dos Juntas Generales en las reuniones conjuntas, que se celebrarían más tarde. [14]

La Segunda Reunión de la Comisión
El Comité de Revisión se reunió el 20 de marzo de 1945, nuevamente en 3449 Boulevard South Grand. En esta reunión, los miembros eran Howard A. Goss, A. O. Moore, Oscar Vouga (de la Iglesia Pentecostal Incorporada), Oliver F. Fauss, e Irvin I. Bradley (de las Asambleas Pentecostales de Jesucristo). El comité revisó y consolidó los dos manuales y la nueva constitución y los estatutos preparados para la sesión mixta de las dos juntas.

LAS REUNIONES CONJUNTAS DE LA JUNTA GENERAL 
Las Juntas Generales de las dos organizaciones se reunieron conjuntamente en la Iglesia Pentecostal Apostólica, de St. Louis, Missouri, del 17 al 20 de abril de 1945. De estas reuniones, W. T. Witherspoon escribió a los ministros de su grupo:

"Antes de la reunión de todos los delegados de ambas organizaciones, el Consejo de Presbíteros tuvo tres o cuatro reuniones con la Junta General de la Iglesia Pentecostal Incorporada. Hubo una serie de importantes puntos que ellos desearon discutir. A veces nosotros diametralmente en desacuerdo, ya que presentamos nuestros puntos de vista, basados en lo que pensamos que ustedes desearían. Un dulce espíritu de unidad y paciencia barrió cada desacuerdo, ya que nos conocimos el uno al otro a mitad del camino". [15]

Sede de la Nueva Organización
No hubo controversia sobre la ubicación de la sede del organismo fusionado. La Iglesia Pentecostal Incorporada tenía lo que era en ese momento una adecuada construcción, situada ventajosamente, y bien arreglada. Y, como se explica en el capítulo siete, las Asambleas Pentecostales de Jesucristo no tuvieron un edificio para sus diversos departamentos.

El Nuevo Nombre
"Luego vino el asunto del nombre de la nueva organización. Este punto fue quizás el más defendido con firmeza. Fue argumentado por muchos que la palabra Pentecostal no debía ser utilizada por el reproche soportado por dicho nombre en muchos lugares. En contra de éste se argumentó que la palabra Apostólica también estaba muy desacreditada en muchos lugares. Además, era el nombre de ciertos grupos que no eran de la Unicidad. Entonces, también, sería difícil elegir un nombre con la palabra Apostólica que no tuviese ya derechos de autor.

"En este punto de la discusión, se sugirió que había una gran diferencia entre el significado de la palabra Pentecostésy Pentecostal. La primera se refiere sólo a la experiencia inicial recibida en ese día particular, mientras que la segunda incluye la experiencia inicial y todo lo que le corresponde, es decir, una vida piadosa, la enseñanza de la Epístolas, etc. Esto hace a la palabra Pentecostal prácticamente sinónima con Apostólica".

Fue en este punto de la reunión que el nombre de Iglesia Pentecostal Unida, fue acordado. [16]

Howard Goss dijo de estas reuniones: "Cuando las Juntas Generales se reunieron durante varios días, fuimos capaces de llegar a un entendimiento y un acuerdo sobre los principios y las doctrinas". [17]

Las dos juntas aplazaron su reunión mixta con el entendimiento de que el asunto de la fusión sería considerado en las siguientes Conferencias Generales.

LAS CONFERENCIAS GENERALES DE 1945
Nunca en la historia de los grupos se habían reunido en la misma ciudad al mismo tiempo. Sin embargo, ambas organizaciones programaron sus Conferencias Generales de 1945 en St. Louis, en septiembre 20 al 26. Este plan de reunión había sido acordado por las dos Juntas Generales para facilitar la fusión prevista.

La Iglesia Pentecostal Incorporada
Esta organización se reunió en el auditorio Kiel. Durante una reunión de negocios, se propuso que, en caso de que la fusión se consumara, las dos antiguas juntas elegirían por mayoría de votos entre los dos nombres: Iglesia Pentecostal Unida e Iglesia Pentecostal Apostólica.

Esta proposición fue derrotada. [18] Posteriormente, el grupo votó por unanimidad para aceptar el nombre sugerido por las dos Juntas Generales: Iglesia Pentecostal Unida. [19]

Se hizo una moción para que la palabra "plena" fuese quitada de la Doctrina fundamental, pero fue derrotada. [20]

La Iglesia Pentecostal Incorporada también votó a favor de aceptar el nombre propuesto, el Heraldo Pentecostal, para el órgano oficial de la nueva organización. [21]

De esta conferencia, Ethel Goss escribió: "La sonrisa de Dios parecía estar sobre esta unión [la fusión], ya que todas las preguntas o ajustes que surgían, fueron rápida, fácil y suavemente resueltos para satisfacción de todos. Algunos que, antes de la conferencia, por diversas razones, no podían ver cómo esto se resolvería satisfactoriamente, cuando vieron la facilidad con que Dios nos permitió superar todos los escollos y obstáculos ocultos, sintieron una creciente confianza en Dios. . . y decidieron ayudar a procurarla completamente". [22]

La Iglesia Pentecostal Incorporada ya había aprobado una resolución en la que la votación sobre la fusión debía ser mayor a los dos-tercios para ser aceptada. Cuando el asunto fue finalmente llevado a votación el lunes, 24 de septiembre, la votación fue de 164 a favor y 24 en contra. Se hizo la propuesta para hacer unánime el voto afirmativo y la moción fue aceptada. [23]

Las Asambleas Pentecostales de Jesucristo
Los ministros de esta organización se reunieron para sus días de sesiones en el Tabernáculo White Way, donde Walter S. Guinn era pastor. Cada noche, y en los servicios de misiones extranjera de los domingo por la tarde, se reunían conjuntamente en asamblea con la Iglesia Pentecostal Incorporada en el Auditorio Kiel.

Sobre estos servicios conjuntos de las noches, W. T. Witherspoon escribió: "La unión de los dos cuerpos parecía agregar nueva vida y entusiasmo a nuestras actividades. Desearía que usted hubiese estado allí y asistido a esos maravillosos servicios evangelísticos. Cada noche, predicaba un ministro de la Iglesia Pentecostal Incorporada y uno de las Asambleas Pentecostales de Jesucristo. El espíritu de división sólo parecía derretirse en presencia del pueblo unido de Dios adorando juntamente como uno solo. He asistido a muchas convenciones, pero no recuerdo una en donde el Espíritu de Dios obrara tan poderosamente como en esta última convención, cuando los ministros de Dios resolvieron permanecer unidos en una causa común". [24]

Durante los días de sesiones de las Asambleas Pentecostales de Jesucristo, la constitución propuesta y los reglamentos aprobados anteriormente en el mes de abril por las Juntas Generales conjuntas, fueron leídos, y se dieron las explicaciones. A Stanley R. Hanby, secretario general, se le pidió que leyera ciertas resoluciones que las dos juntas habían aprobado con relación a la fusión.

Posteriormente, el grupo votó a favor de aprobar la Constitución y las resoluciones propuestas, con la excepción del nombre sugerido de – Iglesia Pentecostal Unida. Tres nombres fueron presentado para su consideración: Iglesia Pentecostal Unida, Iglesia Apostólica Unida, e Iglesia de Cristo Unida. La mayor parte del grupo votó a favor del nombre Iglesia Apostólica Unida. Sin embargo estas palabras fueron añadidas: "No obstante, sea entiendo que esta recomendación no significa en absoluto un obstáculo para la fusión de las dos organizaciones". [25] Hay que agradecer tal humildad. Ellos estaban dispuestos a renunciar al nombre que deseaban con el fin de fusionarse.

A las 2:00 P.M. en reunión de negocios del lunes, 24 de septiembre, el presidente general Witherspoon "anunció que acababa de recibir la notica de que la Iglesia Pentecostal Incorporada había votado, por una gran mayoría, para fusionarse con las Asambleas Pentecostales de Jesucristo. El anuncio fue recibido con alegría". [26]

Las Asambleas Pentecostales de Jesucristo, entonces levantaron su sesión de negocios, planeando reunirse conjuntamente con la Iglesia Pentecostal Incorporada al día siguiente para culminar la fusión.

LA SESIÓN DE LA CONFERENCIA CONJUNTA
En la mañana del martes, 25 de septiembre, las dos organizaciones se reunieron en su primera reunión conjunta de negocios, para oficialmente fusionarse y elegir a los oficiales para el cuerpo unido.

Durante esta reunión, "Se propuso que en la conferencia fuese registrada la aceptación del nombre Iglesia Pentecostal Unida. Esta fue aprobada unánimemente". [27] De esta manera, el cuerpo combinado, de una vez por todas, adoptó el nombre que iba a llevar a lo largo de su historia.

Los nuevos oficiales
Howard A. Goss fue prácticamente por elección unánime el superintendente general. W. T. Witherspoon se negó a renunciar a su pastorado y dejar Columbus, Ohio, sin embargo fue elegido como asistente del superintendente general. Stanley W. Chambers fue elegido secretario-tesorero general. Él había estado en las Asambleas Pentecostales de Jesucristo, por menos de cinco años, pero se votó a favor de renunciar al requerimiento de los cinco años en esa conferencia únicamente, para que pudiera ser elegido, ya que se consideraba muy bien calificado para el oficio. Otros funcionarios elegidos fueron: T. R. Dungan, asistente del secretario general y director de la Casa de Publicaciones; Wynn T. Stairs, secretario de misiones extranjeras; M. J. Wolff editor, y Paul H. Box, asistente del editor.

Así comenzó la más grande de todas las organizaciones Pentecostales de la Unicidad – La Iglesia Pentecostal Unida.

Witherspoon, así resumió el éxito de la fusión con estas palabras: "En verdad que fue nada menos que sobrenatural, la forma en que el bendito Espíritu de Dios permitió a la hermanos triunfar. Esto significa más de lo que el predicador promedio puede comprender acerca del logro de la unión de los dos organismos, con los muchos, pero muchos asuntos que tienen que ser considerados. Prácticamente no hubo voces disidentes, y al mirar hacia atrás por encima de los procesos de la convención sólo podemos exclamar: ‘¡Lo que ha hecho Dios!’ ". [28]


Referencias

[1] Perspectiva Pentecostal, noviembre de 1933, 24.
[2] Ibid., Junio ​​de 1936, 8.
[3] Ibid., Mayo de 1934, 24.
[4] Ibid., Junio
​​de 1934, 21. 
[5] G. C. Bryan, Perspectiva Pentecostal, julio de 1936, 24.
[6] Perspectiva Pentecostal, agosto de 1943, 1.
[7] Foster, No os sorprendáis, 84.
[8] Hanby, Perspectiva Pentecostal, noviembre de 1944, 17.
[9] Goss, Heraldo Apostólico, septiembre de 1945, 7.
[10] Perspectiva Pentecostal, junio de 1945, 4.
[11] Minutas de la comisión.
[12] Entrevista con Oscar Vouga, secretario de la comisión.
[13] Manual, Iglesia Pentecostal Unida, 1969, 24.
[14] Perspectiva Pentecostal, junio de 1945, 4.
[15] Ibid., Octubre de 1945, 5.
[16] Witherspoon, Perspectiva Pentecostal, octubre de 1945, 5.
[17] Minutas, Iglesia Pentecostal Incorporada, Conferencia General,  1945.
[18] Ibid.
[19] Ibid.
[20] Ibid.
[21] Ibid.
[22] Heraldo Apostólico, noviembre de 1945, 9.
[23] Minutas, Iglesia Pentecostal Incorporada, Conferencia General  1945.
[24] Perspectiva Pentecostal, octubre de 1945, 5.
[25] Ibid., 3.
[26] Ibid., 4.
[27] Minutas del organismo fusionado, 25 de septiembre de 1945.
[28]
Perspectiva Pentecostal, octubre de 1945, 5.

No hay comentarios:

Publicar un comentario